El rincón del nudibranquio

464771 0

Sepia común (Sepia officinalis)

¡Una de sepia! Pero en nuestro logbook, malpensados, que no estamos en un bar de tapas… la sepia común forma parte de la curiosa familia de los cefalópodos (podéis refrescar vuestros conocimientos sobre estos caballeros a través de nuestra pequeña clase de biología para dummies), y es muy habitual verla paseando por las aguas del Cantábrico y del Mediterráneo. El cuerpo de la sepia es ancho, oval y aplanado, de unos 30-40 cm (aunque pueden llegar a alcanzar los 65 cm) y aparece rodeado por una cresta cutánea a modo de aleta que ondula con hipnótico vaivén, como...

OLYMPUS DIGITAL CAMERA 0

Bobi (Gobius paganellus)

El gobio de arena, el de roca, el gobio leopardo, el gobio raposo, el gobio negro, el gobio listado…¡gobios, gobios, que agobio! Hay un montón de tipos distintos y todos se parecen bastante. Por eso hoy vamos a centrarnos en un personajillo muy habitual en nuestras costas, cuyo nombre es tan simpático como su apariencia: el Bobi o gobio paganellus. El pequeño Bobi, de cuerpo robusto y ahusado, mide un máximo de 12 cm. y al igual que sus hermanos Gobiidae, tiene unos graciosos ojos en todo lo alto de la cabeza, que le otorgan un divertido aspecto de...

Padina_pavonica00 0

Padina (Padina pavonica)

Dentro de la amplísima categoría de algas pardas, destaca por su belleza y elegancia la pequeña padina. La padina es un algita con forma de abanico de locomía de entre 5 y 15 cm. Viven arracimadas en pequeños ramilletes en las zonas intramareales o de poca profundidad, recogidas y soleadas, aferradas a las rocas a través de sus fuertes rizoides (el equivalente subamarino a las raíces de una planta). Las podrás ver entre los 0 a los 20 m. de profundidad, pero nunca más abajo: la padina necesita grandes cantidades de luz para crecer. Lo más llamativo de...

tetis2 0

Lo que sé de las nereidas

¡Un poco de mitología y fantasía oceánica! nereida. (Del lat. Nerēis, -eĭdis, y este del gr. Νηρεΐς, –ΐδος, hija de Nereo). f. Mit. Cada una de las ninfas que residían en el mar.) Por todos es sabido que el viejo Mediterráneo malcría a sus nereidas. De todas las criaturas que pueblan sus aguas, ellas son las más queridas, las más mimadas, las más consentidas. Ante la presencia de una nereida hasta las corrientes traicioneras se amansan, e incluso las olas cruzadas hacen la voluntad de estas volubles y hermosas hijas del Tirreno, a las que los científicos llaman...

17-Cerianthus-sp-and-Divers 0

Cerianto (Cerianthus membranaceus)

El cerianto (erróneamente llamado “anémona de tubo”) es sin duda uno de los cnidarios más fotografiados por el colectivo fotosub, una verdadera “celebrity” en nuestra particular alfombra roja. El motivo es obvio: la melena enmarañada de tentáculos del cerianto, iluminada con una bioluminiscencia de tintes fantásticos, convierten a esta criatura en algo que parece provenir del espacio exterior  más que del fondo del mar. ¡Jamás la vida marina nos pareció más extraña y sideral que al ver ciertas fotografías de ceriantos! El cerianto es un cnidario, es decir, “un bicho que pica”. Profundizando un poco más en la...

A Flying Gunard, Dactylopterus volitans, skims along the bottom of the Lake Worth Lagoon in Singer Island, Florida, United States. 0

Golondrina de mar (Dactylopterus volitans)

Mucha gente conoce a esta criatura como “chicharra”… ¡pero cuánto más romántico es su pseudónimo, la golondrina de mar! Y es que al igual que su prima aérea, nuestra golondrina posee unas hermosas alas con las que planea sobre los fondos marinos tan ágil y veloz como la otra lo hace sobre los tejados. La golondrina es un pez de la familia dactylopteridae, y el único de todo su grupo que pertenece también al orden de los escorpeniformes. Los escorpeniformes, alias “peces-escorpión”, deben su nombre a las prolongaciones espinosas propias de cabrachos, rascacios, peces león… los grandes alerones...