Category: FICHAS

SONY DSC 0

Medusa común (Aurelia aurita)

¡Atención buceadores: objeto volador no identificado frente a nosotros! Y es que la medusa común o aurelia se asemeja mucho con un OVNI, con sus cuatro focos luminosos listos para abducirnos. De hecho, uno de los nombres más desconocidos de este pequeño cnidario es el de “medusa platillo” y “medusa luna”…¡muy sideral todo! La delicada belleza de esta medusa radica en la simplicidad de sus formas. Su cuerpo levemente acampanado posee un diámetro de entre 25 y 40 cm., aunque lo más habitual es ver enjambres de ejemplares pequeños de unos 5 cm. de diámetro. Alrrededor de la...

shark_blue-0275-edit_andy__large 0

Tintorera ( Prionace glauca)

¡Tiburón, tiburón! ¡Tiburón a la vista! Y nada menos que una hermosa tintorera, también conocida como tiburón azul. Pertenece a la dentuda especie de los elasmobranquios, que viene del griego: elasmo (“lámina metálica”, en alusión a los dentículos dérmicos que hacen la función de escamas) y branquios, que significa…bueno, pues branquias. Como todos los carcarrínidos, la tintorera es un animal de cuerpo alargado e hidrodinámico, hocico en punta, boca grande que sobrepasa el ojo y grandes aletas. Todos ellos son criaturas elegantes y estilizadas… pero la tintorera se lleva la palma. Su tamaño mediano (entre los 2-4 m....

9083588759_61ee9c85e6_b 0

Falso abadejo (Epinephelus costae)

¡Mira, mira, un mero! Ah no…¡es un falso abadejo! La gente tiende a confundir a estos dos compañeros de inmersiones, que además suelen andar juntos y revueltos. El mero y el falso abadejo pertenecen a la misma familia de los Epinephelus, de los cuales hay unos cuantos por cierto. Su cuerpo es más esbelto e hidrodinámico que el del mero, con una longuitud media de 80 cm. aunque puede alcanzar hasta el metro y pico. Su aleta dorsal también tiene el aire punki del mero, con sus 18 radios en punta, así como la caudal,  casi recta en...

Sin título-1 0

Sombrillita (Acetabularia acetabulum)

La acetabularia acetabulum o “sombrillita” es inconfundible: se trata de una pequeña alga verde clorofícea de 1 cm de diámtero. que habita las aguas calmas y bien iluminadas del Mediterráneo. Su nombre proviene del latín acetabulum, que significa disco o platillo. La sombrillita posee un pedicelo largo, delgado y calcificado, que le permite agarrarse al sustrato. Sobre él se levanta la susodicha sombrilla, de color blanco verdoso, con un estriado radial cargado de células sexuales. Y es que el disco sólo aparece en temporada de reproducción y desaparece con los rigores del invierno. dejando a nuestra acetabularia peladita....

Sin-título-1 0

Estrella de capitán (Asterina gibbosa)

Al igual que las estrellas que adornan los pechos de los héroes militares, la estrella de capitán luce una silueta abombada con cinco brazos cortos de puntas redondeadas, tan rechonchas que a veces más parece un pentágono. También por su tamaño esta estrellita podría colgarse de la pechera sin problemas: mide aproximadamente unos 5 cm. de diámetro. La estrella de capitán es moteada con tonos verdosos amarronados, por lo que puede camuflarse con bastante éxito. Su vientre amarillento está lleno de patitas ambulacrales terminadas en ventosas, como todas las estrellas pertenecientes a la orden de las valvátidas. La...

Sin-título-9 0

Santiaguiño (Scyllarus arctus)

El Santiaguiño o Santiaguín (qué nombre más simpático) es un crustáceo macruro de cuerpo compacto y mirada furibunda. Posee diez pequeñas patas a ambos lados de su torso, acorazado como un tanque submarino. Pocas cosas asoman fuera de esta formidable armadura, por lo que no es fácil hincarle el diente al santiaguiño. Este pequeño crustáceo tiene una morfología facilmente reconocible por cualquier buceador: cuerpo aplastado, de contorno cuadrangular y como todos los macruros, más estrecho en la parte posterior y rematado en cola. Duro y rugoso como la mayoría de los crustáceos, el santiaguiño es especialista en el...