Espirógrafo (Spirographis Spallanzani)

El espirógrafo es una criatura hipnótica. Su corona de branquias, que parte del tubo flexible por el que se alimeta y que le une al fonde, constra de entre 200 y 300 tentáculos, abiertos de forma asimétrica, , como abanicos dorados. Los tentáculos se enrollan tres vueltas en espiral alrededor del tronco en un radio de 15 centímetros, y normalmente poseen un abanico más corto, de unos 40 tentáculos,  que les ayuda a aumentar sus posibilidades de filtrar alimento.

Atención: una práctica bastante extendida entre los buceadores es la de tocar los espirógrafos para observar cómo resguardan rápidamente su hermoso penacho dentro del tubo. Esta práctica es desaconsejable, en el sentido de que se trata de animales de sangre fría a los que cuesta mucho tiempo y alimento recuperarse de semejante gasto de energía. Para lo que nosotros es un entretenimiento de un segundo, a ellos puede costarles mucho más: si un depredador les amenaza y ellas no tienen fuerzas para retraerse… tendremos un espirógrafo menos en el mar.