Vaquita marina (Phocoena sinus)

vaquita

¡Qué graciosa y rechoncha es la vaquita marina, y qué carita más maja tiene! En El Rincón del Nudibranquio se nos parte el corazón de pensar que una criatura tan especial pueda estar al borde mismo de la extinción. ¡Tan sólo unos 30 ejemplares en el mundo! Así que hemos decidido hacer un hueco en nuestro blog a esta pequeña marsopa y colaborar, mediante la divulgación, a su recuperación. ¿Estaremos a tiempo?
La vaquita marina es la marsopa más pequeñita que existe (un máximo de 1’50 y 50 kilos de peso… ¡si hasta yo soy más grande!) y vive en las cálidas aguas mexicanas del golfo de California. Atención: la vaquita jamás a sido avistada fuera de los límites del golfo de California y el Mar de Cortés. Su ecosistema lo forman estas aguas turbias y poco profundas, ricas en alimento, y nunca se las ha visto fuera de ellas. ¡Son muy de su tierra!

Ya quedan menos de 20 ejemplares de la vaquita marina en todo el mundo

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de identificar a la vaquita es que no es un «delfín pequeño»… sino una marsopa. Las marsopas o focénidos son una especie de cetáceo odontoceto (con dientes) que se diferencia de la familia de los delfines en muchos puntos. En primer lugar, las marsopas son más pequeñas que los delfines, aunque comparativamente más robustas y gordotas. En segundo lugar los dientes del delfín son cónicos y afilados, mientras que los de la marsopa son planos y cuadrados. El hocico del delfín está aguzado en forma de pico mientras que el de la marsopa,  achatado y redondeado, le ha valido el sobrenombre  de «pez puerco». ¡Focénidos y delfínidos, cada familia tiene su propio encanto!
La coloración de la vaquita es única: la zona dorsal o superior es de un acerado gris osucro, los laterales se van aclarando en un gris pálido hasta desembocar en la superficie ventral, completamente blanca. Este tipo de degradaciones son frecuentes es muchos mamífero marinos… ¡pero atentos a su «maquillaje»! La marsopa tiene grandes manchas de sombreado alrrededor de los ojos y los labios, que forman una línea delgada desde la boca hasta las aletas pectorales. Esta coloración es más intensa en los ejemplares jóvenes y se va difuminando con los años.
http://www.fao.org/figis/servlet/ServerFileServlet?f=figis/species/images/Phocoena/pho_sin_18230_0.gif
La vaquita marina es un animal muuuy, muy tímido y de costumbres discretas: suelen nadar a bastante profundidad, solas o en pequeños grupos de 2 o 3 individuos, y sólo sube a la superficie para cojer aire y volver a desaparecer. Nada de saltos, piruetas ni carreras contra las proas de los barcos: estas marsopas son criaturas tranquilas, de ritmo lento, que gustan de echarse a la boca cualquier cosa con pinta comestible: no son cazadores selectivos, y les vale todo.  Las vaquitas son prácticamente imposibles de avistar.
Atención: La acción directa del hombre ha colocado a la vaquita marina al borde del abismo: pesca accidental con redes de enmalle, alteraciones y contaminaciónes del hábitat, endogamia causada por la reproducción en un número cada vez menor de individuos… la cuenta atrás para la extinción de la especie ha comenzado.

FIRMA YA

Guardar