Lo que sé de las nereidas

¡Un poco de mitología y fantasía oceánica!

tetis2

nereida.

(Del lat. Nerēis, -eĭdis, y este del gr. Νηρεΐς, –ΐδος, hija de Nereo).

  1. f. Mit. Cada una de las ninfas que residían en el mar.)

Por todos es sabido que el viejo Mediterráneo malcría a sus nereidas. De todas las criaturas que pueblan sus aguas, ellas son las más queridas, las más mimadas, las más consentidas. Ante la presencia de una nereida hasta las corrientes traicioneras se amansan, e incluso las olas cruzadas hacen la voluntad de estas volubles y hermosas hijas del Tirreno, a las que los científicos llaman con el obtuso nombre de Delphinus clymene. Muchos marineros las invocan y las adulan en busca de protección, lo cual es una idea bastante ingenua pues las nereidas, con sus ojos redondos y transparentes como cuentas de cristal, ni siquiera comprenden la naturaleza del ser humano. Para ellas no somos más que extraños mamíferos de movimientos torpes, que tienden a hundirse como plomos a la menos ocasión.

Las-Sirenas-7

Las nereidas cantábricas (Delphinus cruciger) son diferentes: criaturas más salvajes e instintivas, seguramente miran a sus primas del sur con una mezcla de envidia y desprecio, como lo haría una mujer de la antigua Esparta ante los refinados afeites de una dama ateniense. El Cantábrico ha resultado ser un padre de la vieja escuela: llevan los cabellos enmarañados, son fuertes como delfines, evitan los escollos y aprenden a jugar con olas mortales. Los marineros de estas costas, menos románticos o quizás más pragmáticos que los del sur, las han bautizado como “hijas de la galerna”, y su aparición es considerada como el peor de los augurios.

CRcAS6DWIAAuAGk

A estas costas difíciles se acercan a veces, curiosas, las hijas del Atlántico. La oceánide atlántica (Balaenoptera musculus) es una criatura extraña, de una belleza difícil de comprender. Más que delicadas piernas, de su cintura emergen dos musculadas colas de cetáceo, como aquellas viejas sirenas heráldicas que decoraban los escudos de los reyes medievales. Con ellas es capaz de desafiar las distancias que impone tan tremenda masa de agua. Son solitarias por naturaleza y tremendamente esquivas: las imágenes que tenemos de ellas hoy en día responden más a la imaginación del hombre medieval que a un estudio biológico pormenorizado.

3611057190_9c7befc878

Las oceánides del Pacífico (Balaena megaptera), sin embargo, parecen en comparación gordas ballenas satisfechas, tan enormes y lentas. Gustan del sol y de la quietud del agua, y flotan inermes en esa temida “calma chicha”, que de Canadá a al Cono Sur, puede llevarse tantas vidas como la tormenta más escandalosa. La cuenca oceánica del Pacífico es la más antigua de todo el planeta, quizás por eso sus criaturas no parecen tener nunca demasiada prisa.

En cuanto a las oceánides del Índico y de los mares tropicales (Cyanea tuberculata), flotan cerca de la superficie con el aspecto vago y ausente de medusas a la deriva, y sus cuerpos, delicados y traslúcidos, apenas se distinguen sobre la superficie de las olas. Es tremendamente fácil hacerlas daño, e incluso un golpe de remo o el rotor de una hélice puede llegar a matarlas.

Las Nereidas (detalle) - Joaquín Sorolla (1886)

Sin embargo, para cazar a una oceánide ántártica (Orcinus Orca) más te vale que utilices un buen arpón y que el primer disparo sea certero, ya que lo más seguro es no tengas una segunda oportunidad: enfurecer a una antártica es posiblemente el acto más estúpido que puede cometer el hombre. Son mortíferas como tiburones y no tienen enemigos naturales en esas costas. Su piel de alabastro es brillante y nacarada, tan dura al tacto como un neumático. Muy pocos hombres han llegado a acariciarla, y la mayoría de ellos sólo lo han logrado una vez muerta. Dice la tradición que acariciar el cadáver de una antártica trae siete años de mala suerte. Y siete años de mala suerte en el mar significan una muerte segura […]

The Lure of the North (Wardle)

PARA SABER MÁS:

– ENCYCLOPAEDIA OCEÁNICA Vol. IV: Nereidas y Oceánides

Signatura [D.191.63.5. EO/enc.] Universidad de Miskatonic., Massachusetts, EEUU.

 

  • Notas para la gente de Ciencias

Los nombres científicos en latín con los que he bautizado a mis nereidas corresponden con diversos tipos de cetáceos y bichos marinos, según mi imaginación y capricho:

Delphynus clymene es una mezcla inventada entre el delfín común y la variante clímene. Es chiquitito y elegante, un bicho verdaderamente fino, por eso me pegaba con la nereida mediterránea.

1202640323-t

Delphynus cruciger me pareció más apropiado para las nereidas cantábricas, quizás por la violenta sonoridad de su nombre. En realidad se trata de una criatura pequeña y rechoncha, con el cuerpo listado y el morrito chato como el de una tortuga. Su apelativo completo me pareció un poco espeso, así que lo sustituí por el siempre elegante delphynus.

d_cruzado

Balaenoptera musculus es un término que habla por sí solo: el titán del mar, la ballena azul, el ser vivo más grande del planeta después de la secuoya. Tanto tronío solo podía corresponder a la oceánida atlántica.

blue2g

Balaena Megaptera no mola tanto como la ballena azul, pero aun así es una criatura bastante monstruosa: se la conoce con el nombre de yubarta, y tiene unas aletas tan grandes como las aspas de un molino eólico: de ahí su apodo, Megáptera, que en latín significa “de grandes alas”. Me pega con la oceánide pacífica porque parece que tiene el ceño fruncido como un viejilla refunfuñona.

Megaptera novaeangliae

-Cyanea tuberculata es una licencia artística de las gordas, ya que ni siquiera es un mamífero, sino una viscosa medusa. Me fascinan y me repelucan a partes iguales estos bichos gelatinosos. Lo siento por las oceánides del Índico y de los mares tropicales, pero simplemente… me encajaban. En cuanto al término latino, pues también es mitad y mitad: cyanea por la medusa “melena de león”, y tuberculata por esa especie de medusas con aspecto de coliflor que dan tanto repelús.

Orcinus Orca no necesita presentación, supongo: aquella que los ceporros llaman “ballena asesina” y que en realidad es más inteligente y sociable que muchos de los humanos que me ha tocado conocer. La asocio con las oceánides antárticas por su piel elástica, su apariencia fría y deslizante, su eventual mala leche, y sus dientes de aspecto mellado que en realidad se clavan como escarpias en la carne.

https://www.nps.gov/sajh/learn/management/images/orca_family.jpg

 

  • Notas para la gente de Letras:

Nereida y oceánide son dos criaturas diferentes dentro de la religión clásica: ambas son ninfas (espíritus femeninos asociados a la naturaleza) y ambas son ephydríadas (seres del agua), pero ahí acaban los parecidos. Las nereidas son las ninfas del Mediterráneo, hijas de Nereo, mientras que las oceánidas, hijas de Océano, pertenecen a las grandes masas de agua salada en general. Por eso he utilizado el primer término para las bichitas del Mediterráneo y del Cantábrico, y el segundo, más imponente, para las del Atlántico, Pacífico, Índico y Antártico. De la misma manera, las ninfas se representan como delfines y las oceánides como ballenas. Un patético intento de orden en una narración por lo demás caótica.

ONDINA

Intentar clasificar a estas criaturas es, como dice el historiador H.J. Rose, una tarea ardua y poco ortodoxa, que posiblemente no se corresponda con la realidad del mundo griego. Sin embargo, a modo de guía básica podríamos dividirlas en los siguientes grupos:

    1)      Ninfas de la tierra

  • Agrónomos: de los campos
  •   Auloníades: de los pastos
  • Epimeliades: de los rebaños
  • Limónides: de los prados
  • Napeas: de las cañadas
  • Oréades: de las montañas 

  2)      Ninfas de los árboles / Dríades

  • Alseides: de las flores
  • Hamadríades: de los robles
  • Leucess: de los álamos
  • Melíades: de los fresnos

  3)      Ninfas del agua / Ephyidríadas

  • Oceánides: del Océano
  • Nereidas: del Mediterráneo
  • Náyades: del agua dulce: Creneas de las fuentes, Eleinomaes de los pantanos, Híades de la lluvia, Limnátides de los lagos, Pegeas de los arroyos y cataratas, Potámides de los ríos y Heléadas de las marismas.

http://www.kelpienet.net/rea/img/personajes/Nayades.jpg

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

You may also like...